Archivo de la categoría: Sin categoría

Creación de la tuna en Madrid

Haciendo referencia al documento de Luis Morán en el que un antiguo tuno relata sus vivencias relacionadas con el nacimiento de la tuna de distrito de Madrid, podríamos decir que en el año 1932 solo existía la Orquesta Universitaria que actuaba en la mayoría de actos universitarios y ensayaba cerca del paraninfo y por tanto los contactos con el rector de la universidad eran frecuentes lo que llevo a la creación de la tuna del distrito de Madrid.

Debido a estos inicios la tuna madrileña contaba con instrumentos como violines, bandurrias, laúdes, guitarras y panderetas aunque cuando se tocaba en espacios cerrados se unían un violonchelo y un piano como antiguos componentes de la inicial orquesta.

Esta tuna estaba compuesta por representantes de muchas facultades y gozaba de gran prestigio y respaldo del rectorado.Uno de los primeros actos oficiales fue el porte del estandarte de las facultades y del pendón del Cardenal Cisneros en el homenaje a Don Miguel de Unamuno en Salamanca en 1932, posteriormente hasta 1936 se realizaron numerosos actos a embajadores y ministros.

Durante la guerra civil se fue desmembrando la tuna hasta su terminación en el 1939, aunque años después se fueron creando sucesivas Tunas de las facultades y Escuelas universitarias.

La cigarra

Origen: México

Autor: Ray Pérez y Soto

Ritmo: Cueca o Huapango

Introducción instrumental:

Mim (golpe de un par de guitarras) Mim Lam Si7 Mim, Mim Lam Si7 Mim

Mim                         Si7                                        Mim

Ya no me cantes cigarra que acabe tu sonsonete,

Si7                                           Mim

que tu canto aquí en el alma como un puñal se me mete.

Si7                                         Mim            Mim Re7

Sabiendo que cuando cantas pregonando vas tu muerte.

Re7                     SolM Re7                                  SolM

Marinero, Marinero, dime si es verdad que sabes

Si7                                            Mim

porque distinguir no puedo, si en el fondo de los mares

ReM                DoM                  Si7

hay otro color mas negro que el color de mis pesares.

Si7    MiM LaM Si7    MiM LaM Si7

Ay la la aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

MiM LaM Si7                MiM LaM Si7

Laila laila laila laila     Laila laila laila laila

Instrumental de bandurria en Si7

LaM                                  Si7

Lai la laaaaaaaaaaa       Lai la laaaaaaaaaaa

 

LaM                   MiM                   Si7                   MiM

Hay otro color más negro que el color de mis pesares.

Instrumental:

Mim (golpe de un par de guitarras) Mim Lam Si7 Mim, Mim Lam Si7 Mim

Mim                         Si7                                        Mim

Un palomito al volar que llevaba el pecho herido,

Si7                             Mim

ya casi para llorar, me dijo fui afligido.

Si7                                    Mim    Mim Re7

Ya me cansé de buscar un amor correspondido.

Re7                                SolM Re7                               SolM

Bajo la sombra de un árbol y al compás de mi guitarra

Si7                                         Mim

canto alegre este huapango porque mi vida se acaba

ReM               DoM          Si7

y quiero morir cantando como muere la cigarra.

Si7    MiM LaM Si7    MiM LaM Si7

Ay la la aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

MiM LaM Si7                MiM LaM Si7

Laila laila laila laila     Laila laila laila laila

Instrumental de bandurria en Si7

LaM                                  Si7

Lai la laaaaaaaaaaa       Lai la laaaaaaaaaaa

LaM                   MiM                 Si7               LaM   Si7   MIM

Y quiero morir cantando como muere la cigaaaaaaaarra.

Crónica de un recién becado

En esta tuna tenemos tradiciones diferentes a las de las demás. Primero eres novato, te disfrazas te invitan a todo, no tienes ninguna responsabilidad etc… Después pasas a ser pardillo te sigues disfrazando pero empiezas a tener pequeñas “responsabilidades”, hasta que te mereces llevar un traje.

En este punto es donde empezamos a ser únicos en nuestro aprendizaje del buen tunar, ya que para llegar a ser becado,  se necesita pasar  una “prueba”. En ella me dijeron una frase que no se me olvidará: “Pardillo, demuéstranos que puedes ser Tuno” y hasta aquí puedo leer, dejando a la imaginación de los lectores lo que pudo o no haber pasado en el concilio…  Cuando terminó, fueron unos largos minutos esperando hasta que  me volvieron a llamar junto con mi compañero Wendy. Al final, nos dieron la enhorabuena: formábamos parte de esta gran hermandad.

Ahora bien, no eramos becados hasta que nos bequen como es lógico, y eso no ocurriría hasta tres meses y medio después, estábamos en una especie de limbo entre ser tunos y ser pardillos, sabíamos que nos iban a becar (o no), pero a la vez teníamos las responsabilidades de un tuno. Nos dijeron que eligiéramos a nuestro Padrino y nuestra Madrina, para la ceremonia de la imposición de beca. Elegí a Barragan como Padrino, y a una amiga como Madrina.

Tras esos meses de angustia, por fin llego el día deseado. El día antes del convinium, mis veteranos, y compañeros en unas horas, me dijeron de salir de fiesta. Llegué muy de madrugada a mi casa, y me había olvidado de aprenderme el juramento de la ceremonia. Despues de muy pocas horas de sueño, estaba ya en la Real Academia de Jurisprudencia, donde con nerviosismo y dolores de cabeza intentaba aprenderme el juramento.

Me tocó el primero, y recorrí el pasillo junto con mi Padrino que me animaba en voz baja, tome la sopa boba, picante como el demonio, y recité el juramento,  a decir verdad, sin muchos fallos. Mi Madrina me colocó la beca, y estallaron los aplausos de mi familia, amigos, y ahora si, de mis compañeros.

El resto ya os lo podéis imaginar, una gran cena, y mucha fiesta. Al llegar a casa con el Sol en lo alto, me di cuenta que esto solo era el principio y que, aunque el camino podía ser duro, sin duda iba a tener experiencias inolvidables

¡Convinium!

¡Estamos de celebración!
Ayer dos nuevos novatos pasaron a formar parte de esta tuna como tunos con su merecida beca!
Enhorabuena a Glucosa y a WendySulca, y bienvenidos!
Y enhorabuena también a Junior por jurar como primicerio!!
Floriat Tuna!

Los Sopistas

Citando un articulo de un pagina de universia se descubre desde donde viene la tradicion de la Tuna:

En el año 1.212, bajo el reinado de Alfonso VIII, se fundó en Palencia el primer “Studium generale”, precedente de lo que más tarde serían las Universidades. A estos Estudios Generales y a los que sucesivamente se crearon, acudían jóvenes de toda condición entre los que surgieron los SOPISTAS, predecesores de los actuales tunos.

Los sopistas eran estudiantes pobres que con sus músicas, simpatía y picardías recorrían figones, conventos, calles y plazas a cambio de un plato de sopa (cosa que les otorgó el nombre) y de unas monedas que les ayudaban a costear sus estudios.

Cuando anochecía y una vez sonaba la campana de queda o recogida, salían a rondar los balcones para enamorar a las féminas que pretendían. Recibían el nombre de sopistas porque de ellos se decía que vivían de la sopa boba; siempre iban provistos de cuchara y tenedor de madera, lo que les permitía comer en cualquier lugar donde se les presentaba la ocasión.

Estos cubiertos de madera eran distintivo de los sopistas, siendo en la actualidad símbolo de todas las Tunas Universitarias.

Era esta la versión española de un fenómeno generalizado en toda Europa durante la Edad Media y que se conoció con el nombre de Goliardos, los cuales representaban la bohemia universitaria viviendo como juglares y trovadores.La primera referencia escrita a los sopistas data del año 1.300 y apareció en el “Liber constitutionem” de la Universidad de Lérida, donde se prohibía las rondas nocturnas de los escolares y se condenaba a los rondadores a la pérdida de los instrumentos, pues rompían el silencio y descanso de la ciudad.

Experiencia en una primera ronda.

La noche comenzaba a caer bajo el cielo de Madrid. La Gloriosa y muy Andariega Tuna de Derecho de Madrid comenzaba a aglutinarse preparando los instrumentos. Algunas afinaciones, cambios de cuerda a última hora y dispuestos a ofrecer una magnifica ronda, salimos dirección la carretera de Coruña para acabar en una hermosa urbanización de Majadahonda.

La ronda no podía hacerse esperar, y la música de tuna, menos aún. Comenzamos la marcha en orden y a fila de a uno, animando la penumbra de las calles hasta llegar a la casa donde nos esperaban sorprendidas unas buenas muchachas, y se fueron uniendo a la fiesta según pasaban las horas.

Ofrecimos un repertorio con muchos tipos de canciones, de amor, rumba etc… Creo que no hubo ojos que desviaran la atención de estos trovadores, que entre trova y trova refrescaban sus gargantas con algún trago.

La noche pasó como una exhalación entre risas, canciones y la confianza de una gran reunión en la que nadie podía resultar indiferente. La fragancia de las risas de las muchachas, mezclada con los acordes de la elegante tuna me hicieron darme cuenta que mas que naufragar habíamos construido una isla aparte de todo lo demás. Con una mano en la guitarra, y la otra en la copa supe que aquella noche valía  para encontrarse en noches como esa; y de ronda en ronda seguía rondando para hacer de las noches algo diferente.

Gracias a la Tuna por momentos tan sonoros

Temas Clasicos de la Tuna de Derecho de la Complutense

 

p

TEMAS CLÁSICOS

 

-MARCHA TURCA (Mozart)
-AIRES ANDALUCES (Lucena)
-POLONESA Nº 2 (Bach)
-CÉLEBRE PAVANA (Lucena)

 

En este E.P., la “Gloriosa y Muy Andariega” Tuna de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid, bajo la dirección de Julián Núñez Olías, bandurria, interpreta cuatro temas clásicos, conocídisimos, tales como la MARCHA TURCA de Mozart y la POLONESA de Bach, junto a dos temas del autor andaluz Eduardo LUCENA.

 

Al parecer este disco se grabó como consecuencia de un CONCURSO NACIONAL DE TUNAS, en el que varias de esas piezas eran de obligada interpretación en el mismo, y en la foto de la portada, tomada junto al monumento a los portadores de la antorcha, situado enfrente de las Facultades de Medicina y Farmacia de la Ciudad Universitaria de Madrid, están entre otros Manuel Pérez García y Telmo García Rodrigo, quienes muchos años más tarde se incorporarían como bandurrias a la ORQUESTA DE PULSO Y PÚA DE LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID, junto a “Marco Polo”, Francisco Madejón Noguerado “Madexoso”, Luis Pastor Ferrer, “Bambino”, y Jaime Blanco Vaca, “Tucán” y Emilio Burgos de Andrés “Erótico”.

Cronica del viaje a las Fallas

Siendo la noche del jueves tiempo de descanso de los cansados estudiantes y estudiosos de la Facultad de Derecho es propicio de santificarla pues ahogando unos tragos de buen vino, marcando así la entrada en fin de semana.

Casualidades de la vida, que un jueves cualquiera después de haber honrado la tradición antes mencionada, comencé a comentar con un compañero que hacia mucho que la estudiantina no partía de expedición. Vaya, fácil remedio encontramos esa noche, ya que animados por Baco nada nos parecía imposible.

Resulto que, siendo tres los trovadores ansiosos de partir, acordamos quedar en la facultad al día siguiente para partir, aun sin tener todavía el rumbo fijado.

Fue entonces, que en instantes de lucidez, las musas visitaron a Umbral (siendo todavía aspirante a portar beca y honra sobre sus hombros) que nos propuso visitar las tierras de levante, con motivo de la celebración de las Fallas valencianas.
Inmediatamente después de planificar el itinerario, partió este pequeño grupo de la Gloriosa y muy Andariega.

Llegamos pues en la noche del viernes a tierras del Cid campeador con la incertidumbre que tiene el forastero en tierras desconocidas, mas como siempre, fuimos salvados por la providencia que iba disfrazada de una hermosa mujer, la cual nos acogió encantada.

Decidimos pues, que como habíamos llegado ya con el ocaso muy atrás, no nos quedaba menester mas importante que la de conocer la noche valenciana regando nuestras gargantas de mixtela mientras entonábamos todo tipo de melodías.
Fue entonces cuando conocimos a una suerte de grupo de jóvenes que nos propuso tomarnos la penúltima copa, que trasegamos gustosamente, en un discoteca de la “Ruta del Bakalao”. Nunca imaginaríais encontraros con la Estudiantina en un lugar así, pero ciertamente aunque resulto extraño no nos dejaron marcharnos has tal las ocho de la madrugada mientras contagiábamos nuestra alegría al patio che.

La mañana, que no tuvo ningún tipo de compasión con nosotros, nos visito demasiado temprano anunciada por una tormenta de truenos y pólvora que en allí en valencia llaman mascletá. Así de mañana, y animados por los masclets, topamos con un grupo de asturianos, que deleito nuestros paladares con sidra natural mientras nosotros deleitábamos sus oídos con nuestras tonadas.
La noche del sábado, pues siendo la ultima noche antes del regreso decidimos echarlo todo y salimos citados, como el resto de valencianos a una verbena popular que se desarrollaba entre falla y falla, por todas las barriadas del centro de valencia.
Y así, acompañados por unas bellas señoritas levantinas recorrimos las calle de la ciudad hasta casi despuntar el alba.

Poco mas puedo decir de aquel viaje pues recuerdo que el sueño me venció cuando iniciábamos la ruta de regreso, mas se que si bien han de volver los juglares a aquellas tierras para que no se olviden de nuestras trovas, nosotros no podremos olvidar aquellas noches valencianas.

Limit dixit