El Mesón de la Guitarra

El Mesón de la Guitarra

 

Bajo un pequeño cartel que pasa desapercibido al forastero, se encuentra, junto a la plaza mayor pasando el arco de cuchilleros, el Mesón de la Guitarra, refugio de tunos sedientos y de animas en busca de alegria.

Tunos de todo Madrid buscan bajo la proteccion de su techo el calor del

 

 vino tinto, mientras comparten sus experiencias con el resto de parroquianos y delietan los oidos del gentio con sus trovas, que, con aires, nostalgicos recuerdan noches de rondas y de otros menesteres.

Punto de partida de miles de aventruas y correrias, encuentro de generaciones, escuela musical, lugar de cortejo e incluso, como no, dispensario de bebidas espirituosas.

Se recomienda tanto al mas experimentado trovador, como al lego que busca experiencia en el arte de trovar, que se deje ver por el lugar y endulce su anima con el arte del buen tunar, que aun se conserva en el Mesón de la Guitarra.